Cafeína y café:

La cafeína es un estimulante del sistema nervioso central; inhibiendo a una sustancia que nos hace estar en calma y estimulando a la adrenalina.

Entre las distintas personas varía la sensibilidad, pero suele rondar los 200-300 mg como máximo de cafeína diaria. A pesar de ello, con 100 mg es suficiente para que una persona pueda generar dependencia y padecer síntomas de abstinencia como la fatiga, cefaleas e irritabilidad.

Procede de hasta 60 tipos de plantas (que la utilizan como defensa frente a otros organismos como los insectos), su sabor es amargo pero la podemos encontrar de forma procesada en el té, café, muchos refrescos, chocolate, analgésicos y otros fármacos. Aquí una tabla comparativa de algunos productos de consumo:

Producto Onzas del producto Cafeína
Redbull 0,5 litros 160 mg
Cocacola 0,5 litros 45 mg
Pepsi 0,5 litros 50 mg
7-up 0,5 litros 0
Café colado por filtro 0,5 litros 153 mg
Té helado 0,5 litros 93 mg
Bebida con cacao 0,5 litros 12 mg
Chocolate amargo 0,5 litros 320 mg
Chocolate con leche 0,5 litros 96 mg

Entre sus efectos secundarios podemos destacar:

  • La diuresis (pérdida de agua al orinar más frecuentemente) por lo que sería recomendable consumir poca en días de calor, ejercicio... para evitar deshidratarte.
  • La pérdida del calcio, o lo que es lo mismo, en la pérdida de hueso con el consecuente riesgo de osteoporosis; que se vería intensificado si además la cafeína sustituye a la leche en combinación con la ingesta de bebidas gaseosas.
  • Interacción con algunos suplementos o fármacos. La toma de anticonceptivos o medicamentos para úlcera o para el corazón disminuyen la capacidad renal de eliminar la cafeína con los consecuentes posibles síntomas de insomnio, irritabilidad o pequeñas taquicardias. Además, puede reducir el efecto de algunos antidepresivos o tranquilizantes pudiendo incluso terminar en crisis hipertensivas o arritmias.
  • Su consumo en exceso puede terminar en mareos, cefalea, ansiedad, insomnio...
  • Puede desarrollar síntomas de abstinencia como fatiga, cefaleas e irritabilidad.
  • En el embarazo puede haber más riesgo sintomático ya que permanece más tiempo en el organismo al disminuir la metabolización de la cafeína.

Entre los beneficios de la cafeína destaca:

  • Produce un incremento de la energía, creatividad, alerta y del estado de ánimo de manera temporal (unas 6 horas, siendo el máximo en sangre a los 30 minutos, porque el organismo no puede almacenarla debido a que se degrada en el hígado y al ser hidrosoluble se elimina por la orina).
  • El aumento de la frecuencia cardiaca y el aumento de la contracción; con incremento temporal de la presión arterial.
  • Es capaz de aliviar las cefaleas porque produce vasoconstricción cerebral, es decir, que llega menos volumen de sangre al cerebro.
  • Es beneficiosa con la vesícula biliar.
  • Incrementa la secreción de jugos gástricos favoreciendo la digestión; aunque puede llegar a irritar la mucosa a causa de ello.

Casi todos los estudios enfocados en la cafeína tienen de base el estudio del café, por lo que los efectos de manera separada son difíciles de distinguir. A pesar de eso, todo parecen indicar que los beneficios superan con creces las desventajas.

Estas son las desventajas que podría tener esta bebida:

  • Su consumo en mujeres embarazadas disminuyes las posibilidades de que se adelante el parto o nazca un niño prematuro. Además, la cafeína llega al feto aumentado su metabolismo y su ritmo cardiaco si la madre la ha consumido mucho.
  • Su consumo de forma desmesurada puede traer consigo palpitaciones, aumento de la tensión arterial, irritabilidad, ansiedad, temblores, acidez gástrica, diuresis, vómitos...
  • El consumo de café por parte de niños hiperactivos puede ser un problema para los mismos. Para los niños que no lo son, supondría un problema si el café sustituyese a bebidas saludables como la leche, además de que les reduce el apetito y puede intervenir el correcto desarrollo de la infancia.
  • Antiguamente se le vinculó con arritmias posibles problemas cardiacos pero muchos estudios han rebatido que esto sea así. El acompañamiento del café con el cigarrillo causó pensamientos erróneos cuando es el café incluso beneficioso para el sistema cardiovascular y nervioso.
  • La cafeína puede traer problemas en personas que padezcan trastornos como hipertensión, gastritis, colon irritable o insomnio.
  • Podría existir un riesgo de adicción a esta sustancia psicoactiva, aunque mucho menos que al alcohol, siendo la abstinencia a la cafeína un causante de fatigas y depresiones en ese periodo de tiempo.
  • Puede dejar de ser beneficioso si se mezcla con otro tipo de bebidas o si se bebe tras hora desde su preparación.
  • El consumo en exceso puede provocar deshidratación por la diuresis que provoca.
  • También en consumo abundante puede reducir la fertilidad de la mujer, al alterar el movimiento natural de las trompas de Falopio, al igual que aumentaría el riesgo de aborto o de problemas fetales si la mujer está embarazada.
  • Varios estudios coinciden en que el café hervido sin filtrar podría incrementar el colesterol malo con el consecuente riesgo a enfermedades relacionadas con el mismo. Esto se debería a los diterpenos del café, que son eliminados mediante el filtrado, por lo que el café de filtro, de cafetera exprés o soluble no aumenta el colesterol.

Los beneficios del consumo de café:

  • Es un estimulante que nos permite una mayor actividad cerebral en los momentos que más necesitamos de ello: memoria, alerta, ánimo y energía física son cualidades que muchos apreciamos cuando tomamos un café a media jornada. Pero cuidado, abusar de esta bebida para mantenernos alerta puede provocar trastornos del sueño, entre otros, si sobre todo se consume en horarios cercanos a la hora de dormir o en cantidades inadecuadas. Como siempre, todo con moderación.
  • Contribuye a la quema de grasas.
  • Ayuda a combatir el dolor de cabeza y algunas migrañas.
  • Ayuda a prevenir enfermedades biliares.
  • Previene el estreñimiento y es un diurético.
  • Mejora la sensibilidad de la insulina para meter azúcares a las células del organismo de forma que rinde mejor controlándose la azúcar en sangre de manera más satisfactoria.
  • Contiene nutrientes muy importantes como la vitamina B12, B5, manganeso, magnesio, potasio... además de ser una gran fuente de poder antioxidante que elimina los radicales libres.
  • Su poder antioxidante también se ha demostrado que puede mejorar el asma o algunos tipos de alergias.
  • Previene las caries si se toma sin azúcar ni leche.
  • El café podría evitar daños en la retina gracias al ácido clorogénico y su enorme poder antioxidante que previene la degeneración de la retina.
  • También podría prevenir la tinnitus (enfermedad crónica donde se perciben pitidos y zumbidos en los oídos) al intervenir de forma nerviosa sobre el oido interno. Sin embargo, aún hacen falta muchas investigaciones para recomendar la cafeína la respecto.
  • Ayuda a la respiración y la digestión disminuyendo el hambre de forma que puede ser un buen aliado en las dietas.
  • La cafeína previene enfermedades de índole neuronal como el Alzheimer y el Párkinson; incidiendo en este último en la mutación del gen GRIN2A disminuyendo la probabilidad de que esto ocurriese.
  • Es un gran protector del hígado para la prevención de la cirrosis, siendo este órgano uno de los más importantes en funcionalidad del organismo.
  • Podría estimular las funciones cognitivas previniendo las consecuencias del deterioro en la vejez.
  • Esta bebida previene la depresión disminuyendo el riesgo de padecerla gracias a la cafeína.
  • Si se toma de manera apropiada, máximo 4 tazas diarias, podría hasta prevenir algunos tipos de cáncer o la diabetes tipo 2 (en un alto porcentaje) gracias a su efecto vasodilatador; aunque se ha visto que podría tener que ver con otros compuestos del café distintos a la cafeína porque el descafeinado también sugiere esta propiedad.
  • No está claro que disminuya el alcohol en sangre, de hecho casi todos los estudios la respecto apuntan a que es sólo un mito.
  • Si prefieres el descafeinado, este seguirá teniendo sus propiedades (antioxidantes, antiinflamatorias...) ya que sólo pierde las de la cafeína.
  • Aumenta la lubricación del ojo irritado o seco gracias al estímulo de producción lacrimal que produce.
  • Lucha contra el mal aliento, aunque se piense lo contrario debido a las mezclas con leche y azúcar, ya que elimina las bacterias previniendo afecciones orales.

Las diferentes variedades de café

El café tiene infinidad de variantes de las cuales destacaremos las siguientes:

  • Café colombiano:
    Aroma fuerte y sabor un poco amargo, es considerado de los mejores.
  • Café brasileño:
    Al cultivarse en zonas de baja altura su calidad es inferior pero son los mayores productores. Su sabor es dulce y suave.
  • Café costarriqueño:
    Su sabor es afrutado y con textura seca. Es muy apreciado en Europa para los desayunos.
  • Café de Guatemala:
    Sabor con bastante cuerpo
  • Café de Jamaica:
    Sabor amargo en la mayoría de sus variantes excepto el “Montaña azul” que es el más caro de los cafés. Su aroma es especialmente característico.
  • Café de Nicaragua:
    Café producido a grandes alturas, mayormente orgánico y con un toque de chocolate en su sabor.
  • Café de Perú:
    Su sabor es dulce y suave
  • Café de México:
    Olor suave ligeramente ácido
  • Café Moka:
    Origen árabe, sabor afrutado de alta calidad y caro por ser muy apreciado su sabor.
  • Café de Tanzania:
    Olor intenso y ácido
  • Café de Kenia:
    Olor intenso y ácido
  • Café Arábiga o de Etiopía:
    Sabor intenso, afrutado, acidez menor, poca cafeína y gran aroma que recuerda a un toque de vino. Tiene una gran calidad por su cultivo a grandes alturas.
  • Café Robusta del Zaire:
    Más cantidad de cafeína y menor calidad que el anterior por producirse en terrenos bajos
  • Café de la India:
    Es casi nada ácido y esto lo convierte en un buen recurso para mezclas.
  • Café de Java:
    Sabor mayormente amargo
  • Café de Sumatra:
    Muy conocido por su acidez característica
  • Café de Célebes:
    Procedente de Indonesia, es conocido por su sabor y acidez intensa.
  • Café de Hawai:
    Aroma con muchos matices y gran intensidad.

Aparte de los tipos de café según la procedencia del mismo, sabores y aromas, este puede prepararse de distintas formas variando sus características igualmente; siendo el café expresso la preparación que otorga el mayor sabor con el menor contenido en cafeína.

Información adicional